La enfermedad

Con el nombre leishmaniasis se conoce a un grupo de enfermedades, en su mayoría zoonóticas, producidas por protozoarios del género Leishmania y transmitidas por la picadura de flebótomos.

Las leishmaniasis se dividen en dos grupos básicos, la leishmaniasis visceral que involucra órganos internos y que sin tratamiento es mortal, y la leishmaniasis tegumentaria (que incluye a las formas cutánea y mucocutánea) que afecta la piel o las uniones mucocutáneas y puede curar espontáneamente dejando cicatrices desfigurantes.

La manifestación de las dos formas básicas de la enfermedad, depende de la especie de Leishmania involucrada y de la respuesta inmune del hospedador.

Existen unas 20 especies de leishmanias patógenas para el hombre, y 10 han sido aisladas de perros.

En América, la leishmaniasis visceral es producida por Leishmania chagasi (sinónimo Leishmania infantum) y la leishmaniasis tegumentaria es producida por otros tipos de Leishmania, entre ellas Leishmania (Viannia) braziliensis.

La forma cutánea tiende a curarse espontáneamente dejando lesiones que,
de acuerdo a la especie de Leishmania involucrada, pueden llegar a provocar leishmaniasis cutánea difusa,leishmaniasis recidivans o leishmaniasis mucocutánea, con consecuencias estéticas desastrosas para el paciente.

La leishmaniasis visceral, que es la forma más grave de esta enfermad, resulta fatal en casi todos los casos, si no se trata.

  • El perro es el principal reservorio urbano de la Leishmaniasis Visceral.
  • El flebótomo Lutzomyia longipalpis es el vector responsable de transmisión de la Leishmaniasis Visceral en Argentina.
  • El ser humano es un huésped accidental en el ciclo de transmisión de la Leishmaniasis Visceral.
perro - leishmaniasis

Perro con leishmaniasis visceral